El grifo que lo hace todo

El grifo que lo hace todo te lo pone fácil

Hacer té, cocinar pasta, pelar tomates. Esterilizar un chupete de bebé o llenar una jarra. Todo es posible al momento, si tienes agua hirviendo a mano. Con un Quooker puedes obtenerlo directamente desde el grifo. Esto es particularmente útil y ahorra mucho tiempo. Durante todo el día. Cuando conectas un CUBE a tu Quooker, además de agua hirviendo, fría y caliente, también obtienes agua refrigerada con y sin gas del grifo. ¡Ideal para una jarra sobre la mesa o una botella para llevar! 

Una vez que pruebes un Quooker, no podrás vivir sin él. Esto se debe a que lo usarás con mucha más frecuencia de lo que crees. En un día normal es necesario hervir agua unas siete veces. En cumpleaños y días festivos se usa aún más a menudo. Las tareas del hogar también se vuelven más fáciles con un Quooker, como desengrasar una cazuela o limpiar los ganchos de la batidora. Imagínate no tener que llenar un hervidor en todo momento. No tener que esperar a que hierva el agua. Simplemente ahorras muchísimo tiempo. 

Con agua hirviendo del Quooker podrás de manera inmediata:

·         Hacer té

·         Cocer un huevo

·         Preparar fideos instantáneos o caldo

·         Cocinar pasta, patatas, arroz

·         Escaldar verduras

·         Cocer cuscús

·         Escalfar pescado

·         Pelar tomates

·         Cocer pasas

·         Preparar fórmula para bebé

·         Precalentar platos o tazas

·         Esterilizar biberones y chupetes

·         Llenar jarras

·         Desengrasar sartenes y cazuelas

·         Limpiar tablas de cortar

·         Limpiar ganchos de batidora

·         Eliminar cera

Con agua fría y con gas de Quooker CUBE, podrás de manera inmediata:

·         Servir un vaso de agua fría o con gas

·         Llenar una jarra

·         Llenar una botella para llevar

·         Hacer limonada

·         Hacer cócteles